Cómo identificar la sílaba tónica

Aprender a detectar las sílabas tónicas nos permitirá que podamos pronunciar correctamente las palabras de una lengua y, también, aprender a escribirla sin errores ortográficos. Esta sílaba también se relaciona con la acentuación pues, dependiendo de si se trata de una palabra aguda, llana o esdrújula, la normativa requerirá el uso de una tilde para su correcto uso lingüístico. En este artículo de vamos a contarte cómo identificar la sílaba tónica para que puedas comprender mejor nuestra lengua y, por tanto, también puedas aplicar mejor los conocimientos y evitar faltas de ortografía al escribir.

 

La sílaba tónica Para poder identificar la sílaba tónica es esencial que comprendamos su concepto. Se trata de la sílaba, es decir, de aquella parte de la palabra, que pronunciamos con más fuerza. Es la que lleva el acento ortográfico aunque no lleve tilde, entendiendo la “tilde” como el signo que ponemos en las palabras y “acento” como la fuerza que le damos a la sílaba, lleve o no tilde.
Así pues, una palabra tan solo puede contener una sílaba tónica que es la que marcará el acento y, por tanto, la forma de pronunciarla. Sin esta distinción sería muy complicado que las personas pudiéramos comprendernos a la hora de comunicarnos pues cada uno pronunciaría las palabras de una forma distinta y no entenderíamos correctamente el significado.
Ejercicio para identificar la sílaba tónica. Pero ¿cómo se identifica la sílaba tónica? Existe un truco muy sencillo que puede ayudarte a determinar dónde va el acento ortográfico de una palabra. Para poder hacerlo te proponemos que escojas una palabra cualquiera, por ejemplo, “pizarra”. Se trata de una palabra que, a simple vista, no contiene un acento gráfico y que nos resultará más complicado saber cuál esl la tónica.
Una vez tengamos la palabra, vamos a proceder a separarla por sílabas: /pi-za-rra/. Ahora que ya la hemos separado, tan solo vamos a marcar la fuerza de la pronunciación en cada una de las sílabas diferentes y la que nos suene bien es la que nos marcará cuál es la sílaba tónica. Por ejemplo:
Si pronunciamos /PI-za-rra/ haciendo la fuerza en la sílaba “pi” vemos que esta NO es la pronunciación correcta de esta palabra. Si pronunciamos /pi-za-RRA/ poniendo la fuerza en “rra” vemos que tampoco es la forma en la que normalmente decimos esta palabra. Si pronunciamos /pi-ZA-rra/ haciendo fuerza en la “za” vemos que así sí que es cómo suena nuestra palabra y, por tanto, esta será la sílaba tónica.
Con este sencillo ejercicio podrás saber cuál es la sílaba tónica de una palabra y, por tanto, ya estarás un paso más adelante de la norma ortográfica pues, una vez sabes detectar la tónica, es más sencillo aprender las reglas de acentuación.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *