Así es la vida de las ballenas en la Antártida

Unas diminutas cámaras colocadas en los lomos de unas ballenas jorobadas y minke desvelaron algunos misterios sobre sus hábitos alimenticios y su vida en la Antártida, informaron este martes fuentes científicas en Australia.

Para este proyecto, un grupo de científicos australianos y estadounidenses colocaron unos dispositivos digitales no invasores, que contienen sensores tridimensionales de movimiento y una cámara en un grupo de ballenas en la Península Antártica.

Estos dispositivos colocados por succión, que además registran a través de los sensores los movimientos de las ballenas así como el tiempo y la profundidad de cada inmersión, son colocados por 24 o 48 horas antes de ser retirados para ser usados de nuevo en otros ejemplares.

“Las cámaras muestran el método de alimentación que utilizan las ballenas jorobadas en esta área de la Antártida, incluyendo cómo se hinchan al alimentarse de los enjambres de krill”, explicó Mike Double, investigador de la División Australiana Antártica (AAD, siglas en inglés), en un comunicado de su institución.

Según los estudios una gran cantidad de ballenas parecen congregarse en varios lugares como la Bahía Wilhelmina, la Ensenada Cierva, la Bahía Fournier y el Canal Errera, para alimentarse durante semanas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *